Buscar
  • Lee Ann Seifert Steinmetz

¡VIVA LA MUJER!



Ser mujer es a la vez algo maravilloso y sumamente complicado. Jugamos, en la vida y en la sociedad, varios roles que son ampliamente enriquecedores; sin embargo, a veces ser mujer puede llegar a ser abrumador. Se nos llega a olvidar de vez en cuando el valor que tenemos ya sea por el estrés que vivimos día a día, por ciertas cuestiones inconscientes que permean nuestra mente o debido a los estándares que nos son impuestos por parte de la sociedad. Es muy importante hacer consciencia y valorar todo lo que somos y lo que podemos lograr como mujeres. En el pasado se les consideraba a las mujeres como el ¨sexo débil¨, a continuación vamos a hablar de todas las cosas que hacemos las mujeres, con la finalidad de que no se nos olvide que de ¨sexo débil¨ no tenemos nada.

La sociedad de hoy acepta que una mujer pueda tenerlo todo (pareja, hogar, hijos, trabajo, carrera profesional). La responsabilidad que tenemos ha incrementado en los últimos años, la vida familiar se ha modificado y el rol de la mujer tiene hoy en día varias vertientes. Somos responsables del cuidado de la casa, aún teniendo ayuda, y al mismo tiempo estamos trabajando fuera. Dirigimos y controlamos todo desde nuestro puesto de trabajo, y varias llegamos de trabajar y continuamos en casa con lo relacionado a los hijos y demás labores pendientes. Todo se puede lograr pero requiere de un esfuerzo y una disciplina estables al igual que de tener confianza en sí misma. No hay fórmula mágica para ser una mujer exitosa y madre plena al mismo tiempo- toda mujer es distinta y tiene el derecho de tomar las decisiones que la hagan sentir completa y feliz. Lo importante es saber que se puede lograr.




Es primordial que como mujeres nos demos nuestro tiempo y espacio, tengamos hobbies que disfrutemos, y nos desarrollemos de la forma que disfrutamos y creemos pertinente. Es vital que en todo momento tengamos claras nuestras decisiones, nos convenzan a nosotras y sean lo mejor para uno mismo sin preocuparnos por como nos pueden juzgar los demás. Si tú te sientes segura de ti misma y firme en cuanto al rumbo que has elegido para tu vida será mucho más difícil que alguna opinión externa negativa te afecte o te haga sentir que estás tomando la decisión equivocada.


Otra área complicada para las mujeres es la apariencia física. Los estándares de belleza parecen inalcanzables para muchas ya que lo valorado es la ¨perfección¨ estética. Si no estás contenta con algún aspecto de tu cuerpo analiza la situación y ve si hay algo que se pueda hacer al respecto (ejercicio, mejores cuidados, etc.). Sin embargo, esto debería de ser meramente para sentirte bien contigo misma, no para cumplir con un estándar impuesto por la sociedad- tomando en cuenta que la mayor parte del tiempo ni las modelos ni las actrices son tan ¨perfectas¨ como parecen ser en los medios (existen un sinfín de ¨trucos¨ que ayudan a proyectar esta anhelada perfección). Si lo que te molesta es un aspecto que no se puede modificar deberías centrarte en los aspectos positivos y minimizar los que no te convencen. A medida que tengas más confianza en ti y te sientas bien contigo misma en todos los aspectos eso proyectarás al exterior (seguridad, confianza, aceptación). Para tener una autoestima sana debemos sentirnos cómodos con nosotros mismos independientemente de los demás.

El área sexual también es un punto de conflicto ya que ocasionalmente se sigue pensando que las mujeres no tenemos el mismo derecho de disfrutar de la vida sexual. Sin embargo, es algo completamente natural y biológico. Las mujeres tienen el mismo derecho de tener una vida sexual libre, sana y plena. Existen varios trastornos en esta área debido a conflictos inconscientes relacionados al tema, si es tu caso no dudes en buscar ayuda ya que tiene solución.

Como mujeres es fundamental que realicemos un autoanálisis para lograr hacer consciencia de cuales son nuestros deseos y aspiraciones en la vida. Es imprescindible eliminar la culpa y el miedo que no nos permiten realizarnos en nuestros distintos roles como nos gustaría. Hay que quitarnos los prejuicios que nos encarcelan, querernos a pesar de todo lo negativo que pueda llegar a rodearnos, soltar las riendas y desaparecer aquello que nos limita (tanto interna como externamente).




Darnos cuenta de lo que valemos, de todo lo que merecemos y creérnosla. Tenemos todo en nuestras manos para poder vivir de la forma más plena posible y para ser auténticamente felices. Debemos identificar si existe algún área que se encuentra fuera de sintonía con nuestros objetivos y ver que podemos hacer para cambiarlo. Si hay alguna dificultad para lograr esto por si mismo o estamos estancados, existen varias opciones donde podemos buscar ayuda.

Lee Ann Seifert

21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo