Buscar
  • maytegs

VAMOS A SUPONER




Hacer suposiciones es consciente o inconscientemente dar algo por hecho algo y verlo como verdad absoluta sin haber investigado más a fondo, sin saber si es cierto o no. Consiste en buscar una explicación y apoyarla con ideas creadas por uno mismo.Todos lo hemos hecho de vez en cuando, a veces acertamos, pero a veces no. De cierta forma la mente está entrenada para hacer suposiciones ya que constantemente busca patrones, para volverlo una “máquina” más eficiente. Por ejemplo, puedes manejar al trabajo diario sin poner mucha atención asumiendo que es el mismo camino de siempre – lo cual deja espacio en la mente para que tenga la suficiente energía para repasar los puntos importantes de la junta de esa mañana. Algunas otras suposiciones son comportamientos aprendidos, los hemos observado en nuestra cultura y en nuestra familia- así nos enseñaron a pensar de chicos (ej. A veces cargamos con las suposiciones de nuestros padres- “no merezco tener una buena vida”, “no merezco el amor”, “no debería vestirme así” etc. ). La mente es muy sabia y busca cierto “cierre” y siempre busca respuestas, necesita entender a como de lugar que es lo que sucede alrededor- si el medio no proporciona la respuesta que estamos buscando entonces la mente usa los recursos que tiene y la supone. Llenamos los huecos de las miles de preguntas que nos llegan al día con suposiciones, esto se puede volver un círculo vicioso ya que a veces puede dar la casualidad de que acertamos y pensamos que es el camino adecuado para llegar a la verdad y actuar.

Constantemente hacer suposiciones limita tu panorama y puede llevar a problemas interpersonales, rupturas en la pareja, arruinar la reputación de alguien, malentendidos, conflictos en el trabajo, sentimientos de angustia, crearnos imágenes falsas o distorsionadas de los demás, meterte el pie o ponerte ciertas barreras a ti mismo (impide el pensamiento creativo), incrementar la inseguridad. Hacer suposiciones entorpecen la capacidad que tenemos de relacionarnos con los demás. Si siempre asumes saber cómo piensan y se sienten los demás, dejas de escuchar y comunicarte lo cual hace que el otro lado se sienta atrapado o poco comprendido. Del mismo modo, crea un espiral de pensamiento negativo (todo es blanco o negro, dudar de todo, “piensa mal y acertarás”) y estos pensamientos empiezan a dominar nuestra vida.

Algunos ejemplos de suposiciones:

· Seguro que él le está siendo infiel a su mujer- se nota que es “ese tipo” de persona.

· Está exagerando, seguro que no está diciendo la verdad.

· Como mi abuela tuvo cáncer, seguro que yo también lo tengo.

· No darle a tu hijo cierta comida porque no crees que le gusta.

· No creer en la capacidad de un colega sin antes conocerlo.

· Pensar que no eres bueno para algo sin intentarlo.

· No te promueven en el trabajo, piensas que no eres lo suficientemente bueno.

· Asumes que la gente es mala, por lo cual no confías en nadie.

· Tu pareja está menos comunicativo/a, asumes que quiere terminar la relación.

· No te contestan de inmediato un mensaje, crees que no quieren saber más de ti.

· No te invitan a un evento, ya no les interesa tu amistad.


En ciertas ocasiones las señales son suficientes y el mensaje es muy claro. Sin embargo, a veces aún teniendo toda la información o la evidencia necesaria nos podemos equivocar. Puede suceder que no tengamos el el valor de enfrentarnos a una persona o a una situación y/o no tenemos el valor de hacer preguntas. Al tener una respuesta se llena el vacío nos sentimos satisfechos y seguros- no te quedas con la duda.


¿Qué hacer para dejar de asumir?


  1. Es importante hacer consciencia y reconocer qué y cuando estás asumiendo.

  2. Puede funcionar hacerte ciertas preguntas. (¿Tengo evidencia de que esto sea cierto? ¿Tengo evidencia de que no es cierto? ¿Esto es mío o lo aprendí de alguien más?)

  3. Entender que nunca se tiene el control de todo, ni eres capaz de saber todo.

  4. Identificar las áreas en las que te sientes “atorado/a”.

  5. Hablar las cosas/ no creer que sabes lo que está pensando la otra persona o porqué está actuando de cierta forma. La comunicación es básica- es vital que las cosas queden claras. Si todavía tienes duda, aclaro y pregunto.

  6. Buscar ayuda de un profesional para poder identificar qué razones inconscientes se esconden detrás de esas suposiciones.



Psic. Lee Ann Seifert

Ányma Psicoterapia

info@anyma.mx


Instagram: anymamx

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo