Buscar
  • Lee Ann Seifert Steinmetz

PSICOTERAPIA DE JUEGO SALUD MENTAL DESDE PEQUEÑOS


La salud mental es algo que debemos cuidar y procurar en todas las etapas de la vida. En la infancia se pueden presentar ciertos conflictos o dificultades las cuales, al ser tratadas oportunamente, pueden solucionarse de manera efectiva y eficaz y así prevenir que en un futuro ocasionen otros tipos de problemas.


En la psicoterapia con niños se trabajan diversos problemas emocionales y de comportamiento, los cuales difícilmente se pueden tratar con otros medios. El terapeuta está capacitado para tratar las situaciones que se presentan con los niños de diversas edades y contextos; y al mismo tiempo guía a los padres en la relación que llevan con el niño y en la forma de entender y comunicarse con él. Las sesiones pueden ser con el niño, el niño y los padres o solamente los padres.

Algunas de las dificultades que se pueden tratar en la psicoterapia de juego con niños: problemas de socialización e interacción con los padres, hermanos u otros niños, dificultades en el aprovechamiento escolar, comportamiento agresivo, bullying, inseguridad; también se pueden tratar situaciones más complicadas como depresión, ansiedad, etc.



El juego es la manera natural de comunicación de los niños, en la terapia se busca entender estos mecanismos y aplicarlos al tratamiento de la problemática ya que así expresa sus ansiedades y con la ayuda del terapeuta resuelve sus conflictos, se desarrolla cognitivamente y aprende a interactuar con los demás. El niño en el juego muestra parte de su personalidad y como se ajusta a los procesos sociales y corporales. Se evalúan las conductas que se van expresando, y los juguetes sirven para suscitar ciertos comportamientos.
El terapeuta va interpretando y analizando el juego al mismo tiempo que va poniendo límites para que el niño asuma su responsabilidad dentro de la relación terapéutica. Aprende a relacionarse de forma distinta dentro de un contexto particular que le va proporcionando herramientas para funcionar de manera más positiva en la vida cotidiana. Del mismo modo ayuda a darle sentido a las experiencias para que se pueda desarrollar de la manera más sana posible.





Es de vital importancia que las sesiones sean constantes ya que así se logra establecer el vínculo de manera más rápida, eficaz y segura; y los conflictos se van resolviendo más ágilmente- se da un ambiente de confianza en donde existe completa libertad para expresarse. Se requiere mucho compromiso de parte de los padres tanto para la logística como de apoyo en cualquier aspecto que se pueda necesitar. En ocasiones ya que empieza a darse un cambio en el niño se empieza a alterar la dinámica familiar, es importante irse adaptando a estos cambios y no resistirse ya que son para bien.
La terapia cumple varias funciones como: aprender habilidades, liberación de energía, estimulación kinestésica, exploración, comprensión de funciones mentales e interacciones sociales, desarrollo cognitivo, habilidades de separación-individuación y técnicas de resolución de conflictos.

La duración del tratamiento depende de cada individuo, la problemática que se está tratando y los objetivos que se tengan. Las intervenciones pueden ser de corto, mediano o largo plazo; desde 12 sesiones hasta visitas regulares por periodos más extendidos. La terapia en la infancia y la adolescencia tiene efectos a largo plazo. Las investigaciones han demostrado que adultos que fueron en su infancia o adolescencia a psicoterapia siguen obteniendo beneficios en su forma de pensar y actuar a lo largo de toda su vida.



Lee Ann Seifert

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo