Buscar
  • maytegs

AMOR PROPIO

ENCONTRAR EL EQUILIBRIO INTERNO PARA LOGRAR RELACIONES SANAS



En este mes mucho nos enfocamos en hablar del amor de pareja, las amistades y la importancia que tienen este tipo de relaciones en nuestras vidas. Lo indispensable que son, incluso varias formas de llevar la mejor relación de pareja o tener las amistades más positivas, sin embargo, poco pensamos en la relación más importante que existe, la relación con nosotros mismos y el amor que debemos tenernos. No estoy hablando de prepotencia, narcisismo o el sentir que uno es el centro del universo; sino de tener el equilibrio interno suficiente para llevar una vida emocional estable lo cual es un claro indicador de salud mental. Se nos educa a amar, respetar y procurar a los demás y el preocuparse por uno mismo en ocasiones puede ser contemplado como un acto de egoísmo- lo cual es completamente erróneo.
Al pensar en amor automáticamente lo relacionamos con algo que va dirigido hacia el exterior, pero la realidad es que todo empieza en el mundo interno. Una frase que es común escuchar es que sino estamos bien con nosotros mismos es difícil estarlo con los demás, esto es completamente cierto y vamos a analizar un poco el porqué.
Creemos que si pensamos en nosotros, si nos damos nuestro lugar estamos siendo egoístas, prepotentes y unilaterales pero esto no puede ser más falso. En el momento que nosotros estamos bien con nosotros mismos vamos a lograr relacionarnos con los demás y el mundo que nos rodea de una forma más positiva.

El amor propio es el primer paso para lograr el bienestar y el equilibrio emocional en general y empieza por hacer una introspección conocer mis virtudes y áreas de oportunidad al igual que las herramientas con las que cuento para enfrentarme a la vida. Si me doy cuenta que algo no está funcionando del todo bien es de suma importancia hacer algo al respecto.

Una relación de amistad o una relación de pareja en teoría debe basarse en el equilibrio, la complicidad, en donde ambas partes contribuyen al funcionamiento del sistema.

Existen varios ejemplos de situaciones en donde el desequilibrio emocional personal nos lleva a relacionarnos con los demás y con el mundo que nos rodea de forma patológica. Lo más probable es que no me esté dando cuenta ya que la raíz del problema se encuentra escondido en el inconsciente, pero en el fondo cuando algo no funciona de forma adecuada siempre existe algún indicador.


Si yo busco una pareja o una amistad para llenar algún tipo de carencia o vacío interno (necesidad de aceptación o aprobación, falta de cariño, sentimiento de soledad, codependencia, necesidad de control). Me voy a enfocar meramente en lo que esa relación aporta a llenar el vacío y no a fomentar la relación de pareja- que de por si, sin estos factores extras, tiene su nivel de complejidad.


Existen momentos en donde nos relacionamos de tal forma para tratar de cubrir expectativas con otras figuras significativas (con los padres por ejemplo- de ideas que se han ido grabando en el inconsciente desde pequeños), aquí no me estoy enfocando en la relación de ese momento, sino en cosas que ya llevo tiempo cargando.

Hay veces en donde una tras otra me encuentro en relaciones que no son del todo positivas ni sanas para mi, y cuando volteo a ver resulta que todos comparten características similares (¨que curioso todos los hombres que me gustan son infieles… así me tocan…¨). En el momento que me encuentro metido en un círculo vicioso es porque yo tengo temas sin resolver, no porque el destino siempre manda al mismo tipo de gente a mi vida por ¨mala suerte.¨

La relación más importante que tenemos es con nosotros mismos, si procuramos estar bien y amarnos a nosotros mismos de tal forma que nos lleve a cuidarnos tanto física como mentalmente todo lo demás se va acomodando.



El cuerpo es el vehículo que nos lleva por la vida, si lo descuidamos se vienen un sinfín de conflictos que una vez más interfieren en mi equilibrio personal y el que tengo con el mundo que me rodea. Es fundamentar comer sano, dormir bien, hacer ejercicio, mantener los niveles de estrés lo más bajos posibles y ante cualquier tipo de enfermedad o padecimiento buscar ayuda y tratamiento.
Lo mismo aplica para la salud mental, de repente se nos olvida que la mente tiene un poder y una capacidad impresionante e igual que el cuerpo sino lo cuido se puede llegar a “enfermar.”
Somos seres sociales, las relaciones interpersonales aportan mucho a nuestra vida y son fundamentales pero la intrapersonal que muchas veces olvidamos debe ser prioridad en la vida de cada uno de nosotros.

Lee Ann Seifert

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo